Desde la Orden

Los documentos donde se cita el pueblo son varios y están muy desperdigados, pero gracias a diferentes estudios se pueden rastrear noticias que hablan de él.
 
En libro de Mª de las Mercedes de Sande Bustamante “Léxico y toponimia de las tierras de Alcántara”
En el apartado que dedica a Piedras Albas habla de los diferentes nombres documentados que ha tenido el pueblo:
En 1235 “Ecclesiam S. Nicolas in Petris Alvis”
En 1251 Pedras Albas
En 1298 Piedras Albas como Encomienda de la Zapatería
En 1566 1594 Pedrasalvas, época de Felipe II
 
De 1532 sabemos cuantos vecinos tenia según reproducción hecha de “Una Cronica de la Orden”AGS. Contadurías Generales. Legajo 768. Censo de 1541. Reproducido por M.F. Ladero Quesada:
 
“La orden de Alcántara en el siglo XV”. En la España Medieval II, 1982. La villa de Alcántara y los lugares de su tierra, con expresión de sus vecinos según datos de 1532, son los siguientes:
Piedras Albas 23 vecinos
 
Crónica de la Orden de Alcántara, Volumen 1 autor El. Lic. Frey D. Alonso de Torres y Tapia de 1763
“Había iglesia que pagaba al obispo de Coria 10 maravedies”
Maestre D. Fernan Páez murió 1292 gobernó la Orden mas de 6 años, también habla de que:
 
“hay en Piedras Albas una losa con las armas de la Orden de Alcántara de un Caballero Comendador de la Zapatería”
En aquellos momentos la Encomienda estaba en Piedras Albas.
 
 
Habla de Fray Lope de Soria el cual

“Tenia obligación de proveer de calzado a los freyles conventuales y llamaban  la Encomienda de la zapatería”.

 
Esto mismo viene recogido en el libro de varios autores titulado “Historia de las órdenes de caballería y de las condecoraciones españolas  (1864-1865)
 

“Así por ejemplo el comendador de Piedras Albas tenía obligación de calzado a la orden de donde vino el gracejo que el comendador de Piedras Albas en calzado ajeno el material y pagaba las hechuras y la responsabilidad por el cumplimiento de este deber era personal según aparece de una de las definiciones del abad de moribundo visitó la Orden en 1344 que dice así otro sí andamos que cada mes hayan los frailes del convento su calzado y cumplidamente unos zapatos y otras suelas y cuántos días pasar en que no hayan días este el Comendador zapatería de Piedras Albas en pan y agua en el convento escritor extremeño del siglo pasado comparando el estado decadente del pueblo que dio nombre a la Encomienda de que tratamos próspero que tuvo en otro tiempo esclava descalzos los vecinos que calzaban a la orden”

 
El hecho de ser un pueblo fronterizo ha incidido de forma negativa por las sucesivas despoblaciones.
 
“La despoblación de Piedras Albas y Estorninos es confirmada por un documento del Archivo Histórico Nacional (AHN), sección Órdenes Militares, leg. 34263, en el cual el párroco de Alcántara dice que más de la mitad de sus fieles se corresponden con los vecinos de los dos pueblos citados, todos ellos huidos a causa de las correrías causadas por los portugueses. Del mismo modo, las rentas eclesiásticas quedaron sin cobrarse durante muchos años, por no producirse alimento alguno en sus términos municipales”.
 
Juan Antonio Caro Del Corral “La frontera cacereña ante la Guerra de Restauración de Portugal: Organización defensiva y sucesos de armas (1640-1668)

“Levantamiento portugués 1641 y en agosto 1643 el general portugués Alvaro de Abrantes saqueo Piedras Albas que contaba con 60 vecinos”.

Guerra sucesión Felipe V
 
“Peor cariz tuvieron las cosas en el bienio 1643-1644. El verano del primer año citado fue especialmente duró para los pueblos ubicados en las márgenes del río Tajo. El día de la festividad de San Lorenzo, 10 de agosto, ante la imposibilidad de poder atacar la población de Alcántara debido a la robustez de sus defensas amuralladas, el general lusitano Teles, al mando de 1500 infantes y 600 caballos, optó por saquear las aldeas circundan- tes que se hallaban menos protegidas. El resultado fue el incendio casi total de Piedras Albas y Estorninos, que desde entonces quedaron despobladas”.
 
Siguiendo con la documentación en el “Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura (1791)”
En el partido de Alcántara aparecen las respuestas sobre Piedras Albas el 6 de marzo donde habla de que había 50 vecinos, que se quejan de no tener tierras suficientes, que no había cementerio pero si sitio para hacer uno, hay escuela y maestro, cirujano, habla del litigio con Alcántara por las lindes No había ermitas en pie pero si dos caídas en las lindes del pueblo.
El párroco  se queja de la falta de tierras de las que se ha apropiado Alcántara ya que solo tienen la Dehesa y el Coto:
 
“………quién siguió pleito con la villa de Alcántara sobre su goze y gano sentencia a su favor pero haviendo apelado aquella se le admitió y por no haver medios no lo han seguido y aquella villa está en su goze, con los que confina los términos que tiene este pueblo”
 
Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal, Sebastián de Miñano y Bedoya. AÑO 1826-1829

PIEDRAS ALBAS , L . O r d . de España, prov. de Estremadura, part. de Alcántara, perteneciente á la de este nombre, obispado de Coria. A . P . , 76 vecinos, 368 habitantes, I parroquia, I pósito. Situado al estremo de la ladera de un cerro llamado del Castillo, donde se ven las ruinas de nno antiguo. Sus inmediaciones son de tierra muy quebrada, y en ellas nace el arroyo de la Torre. Conf. por N . O . , con la ribera Erjas, término divisorio entre España y P o i t u g a l , por S. con Estorninos, y por S. E . con Alcántara.
P r o d . granos y ganado, industria: telares de lana. Dista 17 leguas de la capital, 11 de Cáceres, 5a Madrid ,1 de la cabeza de partido en su misma calzada, y otra de Portugal por el puente de Segura, y o\ horas de camino militar de Alcántara. Contribuye 1,160 rs. 1 mrí. Derechos enagenados 1,088 rs. 10 maravedises.

En el “Diccionario Marqués de la Ensenada (1751)” tenemos pocos datos, habla de los olivares y que habia, 43 vecinos.

Donde si encontramos mas noticia impresas sobre Piedras Albas es en el, Diccionario Geográfico de Pascual Madoz que data de mediados del siglo XIX, en donde se hace una descripción geográfica y administrativa.También cita la arruinada ermita de San Gregorio que sirve de cementerio y los restos de un castillo y una escuela a la que asisten 30 niños.

Descripción que realizó D. Pascual Madoz entre 1.845-1.850, sobre Piedras Albas

“PIEDRAS ALBAS.- Lugar con ayuntamiento en la provincia y audiencia territorial de Cáceres (a 11 leguas de distancia), partido judicial de Alcántara, diócesis de Coria, C. G. De Extremadura (Badajoz), sita a la falda de un cerro mirando al Sur, es de clima templado, reinan los vientos E. Y O. Y se padecen tercianas. Tiene 440 casas de piso bajo; una escuela dotada de 1.100 reales de los fondos públicos, a la que asisten 30 niños, e iglesia parroquial (Nuestra Señora de la Romana) con curato de entrada y de provisión de Su Magestad, a propuesta del Tribunal Especial de las Ordenes Militares como perteneciente a la de Alcántara, a cuyo priorato corresponde; en los afueras 300 pasos al Sur, aunque en territorio de Alcántara, la arruinada ermita de San Gregorio, que sirve de cementerio, y sobre el cerro que domina el lugar los restos de un castillo. Se surte de aguas potables en dos fuentes inmediatas y otra para el ganado. Confina el Término por todos los aires con el de Alcántara, extendiéndose por el que mas a 1/4 de legua, y comprende una dehesa con arbolado de encina, un egido, algunos cercados con olivos y una laguna para abrevadero. El terreno es llano, los caminos vecinales, el correo se recibe en Alcántara por carga vecinal tres veces a la semana. Producción: trigo, cebada, centeno y aceite; se mantiene ganado cabrio, lanar, vacuno y de cerda, y se cría caza de todas clases. Industria y comercio: tres molinos harineros, y se trafica en los granos y ganados del país. Población: 90 vecinos, 493 almas. Capacidad productiva 345,000 reales. Impuestos: 28,600. Contribución: 3,797 reales y 7 maravedíes Presupuesto municipal: 3,000, del que se pagan 1,100 al secretario por su dotación y se cubre con los productos de propios y repartimiento vecinal.”

 Es bastante probable que el pueblo haya cambiado de ubicación en diferentes épocas, a este respecto y viendo la configuración actual la iglesia pudo ser el comienzo del trazado del resto del pueblo.
Sobre la Iglesia tenemos referencias en el libro de Juan Luis De La Montaña Conchina “Iglesia y repoblación. la red parroquial de la transierra extremeña (1142-1350)”.
 
“En un documento fechado en 1235 son mencionadas las iglesias de San Pedro en el castillo de Santibáñez el Alto, Portezuelo, Moraleja, Milana, Malladas y Piedras Albas No de menos relieve, Sancho Ortiz se relaciona con las reformas del coro y torre de Santa María la Mayor de Cáceres y las iglesias de Torrejoncillo, Villa del Campo, Valverde del Fresno y Piedras Albas”.
 
 
Por otra parte, en un libro que se llama “Cáceres y su provincia”  de Orti Belmonte, Miguel Angel encontramos una detallada descripción de la iglesia
 
“Piedras Albas es una pequeña población situada en un enclave típicamente árido. Su principal monumento es la Iglesia de Nuestra Señora de la Romana, de estilo gótico, del siglo XV, con algunas reformas. En ella se guardan y veneran una imagen de la Dolorosa y una talla de madera policromada de San Antonio con el Niño Jesús en brazos. Entre la platería destaca un cáliz de oro de 1800 que se atribuye al orfebre cordobés Manuel Azcona, y una Cruz Parroquial que el artista alcantarino Diego Fonseca realizó en 1798”.
 
Y sobre la escuela en el libro Luis Bello, “Viaje por las escuelas de España de 1927”.
 
“Aguas arriba, si no faltara el tiempo, quizá tendría algún interés la visita de escuelas. Está muy cerca, a medio camino de Alcántara a la frontera, Piedras Albas. Oigo sonar en los periódicos, estos días, un titulo de Piedras Albas. No conozco a quien lo lleva hoy—sino para servirle—; pero Piedras Albas tiene la peor escuela de la provincia de Cáceres, y, por tanto, una de las peores de España. La situación de este pueblo, cara a Portugal, y la estrechez de su término, recomiendan que se le preste ayuda”.